Estados Unidos

Publicado en 4 de julio de 2018 | por BREL1

0

Las mazmorras de la migración

La burguesía liberal, ICE y la política de «Tolerancia Cero»

Disraelly Gutiérrez Jaime
Bandera Roja

Se ha incendiado la pradera al momento que los federales separan las familias de inmigrantes bajo el mandato del terror del Immigration Custom Enforcement o la Agencia para el Control de Inmigración y Aduanas adscrita al Departamento de Seguridad de los Estados Unidos con sus siglas de ICE. Los videos y audios de niñas y niños llorando, enjaulados han recorrido el orbe entero y causando indignación al ver estos campos de concentración en pleno siglo 21 que son las mazmorras de la migración. Las fotos y videos de la cruel y racista política de Trump luego del edicto de cero tolerancia y de separar las familias tan pronto cruzan la frontera que fue ejercido desde mediados de abril han arrancado de los brazos de sus madres y padres a los menores de edad bajo excusas como que se los llevan para bañarlos siendo una reminiscencia de lo que ocurrió en los campos de concentración nazi. Sin embargo, la gran sorpresa fue que muchas de esas fotos ocurrieron durante la presidencia de Obama.

Y no debe causar ninguna sorpresa porque a Obama se le conocía por los defensores de los derechos de los inmigrantes como el “Deporter in Chief” o “Deportador en Jefe.” Durante el cuatrienio de Obama se deportaron más personas que durante todo el período de los presidentes anteriores del siglo veinte deportando más de 3 millones de personas. Obama no incluyó a ICE ni las prisiones del Departamento de “Homeland Security” en su reforma de prisiones. Así dejo la zapata para la política de persecución, encarcelamiento y deportación de Trump. Que como las siglas de ICE, hay cero tolerancia, un congelamiento de toda visión de humanidad para los inmigrantes que huyen de la pobreza, la militarización, la persecución, la precariedad y ausencia de garantías de un mínimo de calidad de vida en sus países. Una migra casi obligatoria causada por las políticas intervencionistas del imperialismo y el capital para asegurar la explotación de los trabajadores y de los recursos de los países de donde provienen los inmigrantes.

No debería haber tanta sorpresa por el liberalismo burgués ya que esta política de discrimen y persecución es casi tan antigua como la frontera misma. Desde el 1920 existía la patrulla fronteriza dirigida para atajar a los mexicanos de piel morena. El presidente Eisenhower desarrollo en el 1954 todo un operativo contra trabajadores inmigrantes indocumentados que culminó con la deportación de más de un millón de inmigrantes conocido como “Operación Espalda Mojada” y que acentuó violentamente la definición del estadounidense como personas blancas. Nixon encarceló a millones de ciudadanos pobres mayormente latinos y afroamericanos en su llamada guerra contra las drogas. A su vez militarizó la frontera con la excusa de atajar la entrada de drogas. No obstante es con la administración de Bill Clinton en el 1994 luego de la aprobación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se origina la militarización y la violencia en la frontera como ocurre ahora. El tratado permitió la incursión de las grandes empresas estadounidenses que dejó sin medios de subsistencia a millones de trabajadores y trabajadoras mexicanas y centroamericanas obligándolas a emigrar a los Estados Unidos.

Desde ese momento se disparó la “guerra contra el crimen” que prosiguió durante toda la década de los 90. Se hicieron operaciones específicas para detener toda esta ola migratoria que corría ahora no solo por el colapso económico sino por la violencia y represión política que inundó a los países centroamericanos gracias a los golpes de estado y la investidura de gobiernos de derecha fomentada por la CIA como parte de la política exterior estadounidense. En los Estados Unidos se levantaron cercas y se militarizó las áreas más transitadas de San Diego, Texas y Arizona para obligarlos a transitar por las áreas inhóspitas y desérticas de los estados de la frontera. La razón de esta política no era otra que los inmigrantes se murieran en el trayecto. En su primer año murieron más de 30 personas y hasta ahora han muerto casi 7,000 personas en el cruce. Pero eso no es todo, Clinton para sacar a los inmigrantes que lograron entrar pasó una Ley de Reforma Migratoria Ilegal aumentando la lista de crímenes incluyendo no violentos para deportar multando a los que no tenían documentos y si ya llevaban 6 meses sin estos eran expulsados por 3 años y por 10 años si ya había pasado 1 año. Demás está decir como después de septiembre 11 se criminalizo la inmigración por Bush con el “Patriot Act” y se capitalizó la cultura de odio pero no solo ahora para los inmigrantes sino para los afroamericanos y etnias que no sean personas blancas.

Hay que conocer la historia para desenmascarar los llantos de sirena de los políticos demócratas que ahora se quieren distanciar de la política de cero tolerancias de Trump. Esto incluye la visita del senador demócrata de Oregón a Casa Padre en donde no lo dejaron entrar. Es cierto que el impedimento de un alto funcionario gubernamental como un senador al centro de detención desenmascaró y ayudo a la indignación de las masas en particular cuando son centros pagados con fondos públicos. No obstante, el senador olvida como bajo la presidencia demócrata Obama “los dreamers” o “soñadores” protestaron para que pudieran recibir documentos como ciudadanos de este país en las oficinas de inmigración de Obama. Se les llama “dreamers” a los que ingresaron en territorio estadounidense en la niñez, permanecen sin ciudadanía y que nunca han conocido otro país. Aun así Trump los está de deportando.

La tormenta que provocó en los medios de publicidad y en las redes cibernéticas la separación y detención de los niños y niñas de sus familias desembocó en que Trump firmara una orden ejecutiva para detener la separación familiar. La burguesía liberal lo celebró como una victoria. Victoria que hay que agradecer no a los políticos sino a la lucha de masas y a las protestas. La orden lejos de ser una solución a la crisis lo que hace es aumentar el negocio y lucro de la migración al buscar construir facilidades que puedan albergar a las familias sin separarlas. Pero esto es prospectivo para las que ahora se arresten y detengan en la frontera, o en el país, ante el aumento de la campaña de detención de inmigrantes en los centros de trabajo y residencias. En otras palabras, no hay garantías para unir a las familias que ahora mismo están separadas, ni que van a devolver con sus familias a aquellos cuyos padres no están en centros de detención ni en el país. Tampoco se van a devolver aquellos que ya están en hogares sustitutos o que ya fueron dados bajo adopción. En fin es una falacia el afirmar que van a unificar a las familias.

Hay otros 26 centros como Casa Padre manejados por la compañía sin fines de lucro Southwest Key que se supone que les provea albergue y alimentación a los necesitados. Para esto ya han recibido más de 300 millones de dólares. Solo basta mirar los centros de detención que en realidad son campos de concentración para ver que esto es un negocio millonario que incluye los hogares sustitutos y los centros de adopción. Y para añadir oprobio a la injuria están usando como centros de detención y prisiónes a los Wal-Mart que ya cerraron como parte de la política de la empresa de su reorganización para maximizar sus ganancias. Empresa que sabemos cómo no solo explota a las y los trabajadores sino que destruye la economía de las comunidades al sacar del negocio a la competencia sean pequeñas, medianas o grandes empresas.

El crimen de separación de familias de sus hijas e hijos incluyendo infantes ocurre porque lo permite el liberalismo y la pequeña burguesía estadounidense que se ha hecho cómplice,o ha mirado para el lado. EL Partido demócrata es tan infame y depravado como el Partido Republicano. Ellos son solo dos caras de la burguesía liberal estadounidense que ahora se pueden diferenciar con mayor claridad gracias a las políticas extremistas de Trump. Así que podemos decir que uno es el ala liberal y el otro el ala conservadora de una misma clase hegemónica. La crueldad y crudeza de la política de Trump en estos momentos ha servido para quitar la máscara y mostrar la horrible e inhumana política migratoria estadounidense. A la postre esta política no es solo estadounidense sino que es la norma en los países capitalistas que viven de la explotación de las y los trabajadores como ocurre por toda Europa. Los ojos de las masas se están abriendo y piden un cambio como demuestran las protestas por todo el territorio estadounidense y del mundo. No queda duda que la responsabilidad de la migración recae en el imperialismo y el capital que crean las condiciones de explotación, y de violencia en los países de donde provienen los inmigrantes fomentando las detenciones y la separación de las familias haciendo de esto un negocio lucrativo para los capitalistas.

 


 

Bibliografía

As feds rip families apart, firestorm erupts over ICE terror, by Tarin Fivek, posted on June 20,2018 en Workers World, Mundo Obrero: Workers and Opressed Peoples of the World Unite. https://www.workers.org

The fight must continue! Trump order is a sham, kids still separated, detained, Liberation: The Newspaper of the Party for Socialism and Liberation, info@pslweb.org Party for Socialism and Liberation – www.LiberationNews.org

Trump tiene planes de expander la militarización fronteriza de varias décadas, by Keith Rubio, June 20, 2018, traducido por Joel marcos Gallegos.

US BorderImperialism – Turning Walmarts into Child Prisons with Southwest Key, Reds Guards Austin in Uncategorized June 20, 2018

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags: , , ,


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel