Artículos no image

Publicado en 30 de noviembre de 2001 | por BREL2

0

Jóvenes y estudiantes se expresan ante el Grito de Lares

Carlos Rivera Jones
info@bandera.org
UJS-MST
www.bandera.org

Buenos días compañeras y compañeros. Hablo hoy en nombre de las principales organizaciones de la juventud independentista, revolucionaria y socialista boricuas: la Federación de Universitarios Pro-Independencia (FUPI), la Liga Juvenil Revolucionaria (LJR) y la Unión de Juventudes Socialistas-Movimiento Socialistas de Trabajadores (UJS-MST) a la que pertenezco desde que estaba en escuela superior. La LJR y la UJS-MST juntos formamos parte de la Juventud del Frente Socialista. La FUPI creo que no necesita introducción.

Tenemos demasiadas cosas que decir en estos escasos 5 minutos, somos jóvenes, pero no tanto como para que basten. Sin embargo, la tribuna nos da un pie forzado: La Plaza de la Revolución, en Lares, un 23 de septiembre, celebrando en ella el primer grito independentista, el primer ejemplo organizado de acción directa de una nación que quiere, que necesita y que está dispuesta a lograr la libertad.

Si, acción directa. Porque Lares para nosotras y nosotros, los y las jóvenes, no es otra cosa que no sea un ejemplo para el presente y para el futuro. Y ha sido así a través de toda la historia de nuestra nación, desde que las y los jóvenes revolucionarios, organizados en conspiración, despertaron esa madrugada del 23 de septiembre del 1868, y machete al hombro y con el corazón en la mano, salieron rumbo a la historia. Las y los jóvenes boricuas hemos entendido que solo la acción consciente, la acción organizada, la acción directa, nos permite adelantar la causa libertadora. Los jóvenes Tiznaos, las juveniles partidas sediciosas, los jóvenes cadetes de la república, las juveniles autodefensas obreras en las huelgas, el joven liderato de la insurrección del 1950, una eterna joven, Lolita Lebrón, que junto con otros jóvenes, en el congreso recordaron a Lares con elocuencia ensordecedora, las jóvenes resistencias universitarias del 1971 y el 1981, la juventud en la línea de resistencia en la Huelga del Pueblo, todos y todas debieron en algún momento tener a Lares en su mente, en su corazón, en su coraje.

Por lo menos yo, cuando pienso en Lares, lo primero que me viene a la mente es el tiempo que han pasado cientos de jóvenes, incluyéndome, en la cárcel por desobedecer con nuestra acción directa a la marina que destruye nuestra Isla Nena, antes que pensar cualquier otra cosa. Cuando pensamos en Lares, no deberíamos pensar en otra cosa más que el futuro, es decir, en organizar nuestro esfuerzo para que todo el sacrificio y el coraje de aquel Grito de Lares no hayan sido en vano.

Cuando pienso en Lares, pienso también en el compañero Pedro Colon Almenas, que además de compartir con él la membresía en la UJS, tengo el privilegio de considerarlo un hermano y amigo.

Pedro acaba de ser injustamente declarado culpable, y espera sentencia, de agredir a un oficial militar del ROTC, durante una acción directa anti militar el 30 de abril del 2001 en el Recinto de Río Piedras de la UPR, organizada por la Brigada Antonia Martínez, y cuyo objetivo era detener las maniobras ilegales del ROTC dentro del Recinto. Al final de la actividad, cuando el ROTC se vio derrotado por la organización impecable de la joven resistencia, decidieron contratacar, agrediendo a estudiantes, e inclusive a guardias universitarios.

Pero el gobierno de ocupación yanqui no pudo permitir que está victoria de la acción directa quedara impune. Tenían que buscar una forma de escarmentar la unidad de propósito y acción que las y los jóvenes independentistas hemos logrado, y de nuestras victorias a través de la acción directa. Y la encontraron al enjuiciar y ahora posiblemente encarcelar a Pedro. Pero si detenernos era lo que se esperaban, no lo han logrado. Nuestra voluntad de lucha, nuestra unidad, nuestra acción directa, sigue viva, y con más coraje que nunca.

Pero por alguna razón les hablo de Pedro. Pedro representa una línea histórica, el último en sufrir en carne propia la represión, la cárcel y la persecución por el delito de pensar que un mundo distinto es posible. Esa línea por primera vez se hizo dramática, completamente evidente, en Lares, en la finca de Manuel Rojas, el 23 de septiembre de 1868. Luchar por la libertad de Pedro, es recordar verdaderamente a Lares. Ese es el llamado de la juventud a todas y todos ustedes está mañana. Pero también recordar a Lares, es luchar las muchas luchas que tenemos por delante. todavía nos quedan 6 presos más. todavía la marina bombardea en Vieques. todavía nos privatizan hasta los suspiros. todavía Puerto Rico está ocupado por el gobierno yanqui. Todavía, en fín hay mucho por lo que luchar. Y todavía la acción directa sigue siendo, como los viequenses, como Lolita, como Manuel Rojas nos demostraron y nos demuestran, una parte esencial del movimiento liberador de nuestra nación.

La juventud independentista, socialista y revolucionaria les decimos a todos y todas las y los jóvenes que recuerdan el Grito de Lares en está mañana, que se organicen, que luchen, a qué en vez de solo recordar el Grito de Lares, las y los invitamos a que se unan a celebrar el Grito todos los días, en acción directa, en lucha.

La mejor arma que tenemos sigue siendo la organización, y la mejor organización es la que se forma en la lucha.

Tenemos mucho por donde empezar, y el camino será arduo y lleno de dolor y alegría. Sin embargo, es preciso que lo empecemos, si no lo hemos hecho ya.

No olvidemos, que en la lucha está la libertad. ¡Todas y todos a sus puestos! ¡Viva Puerto Rico Libre! ¡Viva Puerto Rico Socialista! ¡Viva la Juventud Revolucionaria! ¡La Revolución es como el viento, nada la puede parar!

Muchas gracias.

*Discurso pronunciado en Lares, el pasado 23 de septiembre de 2001.

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags:


About the Author



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel