Tesis Radical

Publicado en 21 de abril de 2017 | por BREL1

0

La presión se siente y la represión responde

Melisa Ramos Sepúlveda
Unión de Juventudes Socialistas (UJS-MST)

El pasado martes, 18 de abril, varios sectores se concentraron frente al Capitolio exigiendo la auditoría de la deuda. La convocatoria surgió en respuesta a que la Cámara de Representantes estaba discutiendo la aprobación del Proyecto de la Cámara 785 que eliminó la Comisión por la Auditoría de la Deuda.

La convocatoria original surgió inicialmente del Recinto de Humacao, pero ante la inminente aprobación del P. de la C. 785, diversos sectores se dieron cita al Capitolio para ejercer presión en contra de la eliminación de la Comisión y otrxs para que el Frente Ciudadano por la Auditoría de la Deuda pudiera entrar a cabildear en contra del proyecto. Así coincidimos en la misma manifestación diversos sectores y grupos con objetivos diferentes, pero con algo muy claro, la auditoría de la deuda es necesaria para señalar a los responsables y el gobierno del PNP-PPD se propone defender los intereses de los ricos evitándola a toda costa.

Reconocemos que la Comisión permitió adelantar un camino para la auditoría la deuda. Concretamente permitió el acceso a información sobre la deuda y los bonistas, que de otra manera hubiese sido muy difícil conocer.  En ese sentido el trabajo de auditoría permite que se identifique por nombre y apellido a parte de los responsables por la crisis del país. Sabemos que esa deuda no es del pueblo ni la vamos a pagar por ser ilegal, injusta e ilegítima.

Pero esta Comisión no contaba con nuestra entera confianza. El grupo de personas que componen la comisión incluía a: Eduardo Bathia (antiobrero del PPD responsable de resquebrajar el sistema de retiro de maestrxs en Puerto Rico y una de las principales figuras que ha trabajado para que la educación pública se privatice y sea inaccesible para la clase pobre y trabajadora) y José Vargas Vidot (legislador independiente que se ha posicionado a favor de que el aparato represivo del estado agreda a estudiantes durante protestas). Además de que varios de sus integrantes son reconocidos dirigentes sindicales que de las cuotas de sus matrículas, no movilizan y mantienen relaciones con el PNP-PPD. ¿Cómo podemos defender una Comisión creada por uno de los partidos responsables de la deuda e integrada por personeros de esa casta política?

De todos modos, decidimos participar de la manifestación en nuestro carácter individual, ya que respondía a uno de los reclamos aprobados en la Asamblea General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras y en la Asamblea Nacional de Estudiantes el pasado 5 de abril.

Durante la manifestación en el Capitolio, la Policía de Puerto Rico, nuevamente abusó de su poder y agredió en cuatro ocasiones a lxs manifestantes. Las acciones de la Policía no fueron directamente repudiadas al momento. Por el contrario, mientras un grupo resistía, las personas que tenían acceso a los equipos de sonido pedían sumisión del grupo que estaba recibiendo la represión. Hacían un llamado a la protesta pacífica y repudiaban las acciones de autodefensa de un sector de lxs manifestantes. Esto creó una situación sumamente difícil y problemática, mientras la policía reprime, los llamados a respetar a la policia y no responder a agresión solo sirven para confundir, desmoralizar y desmovilizar a la gente dispuesta a luchar.

Estas posiciones que escuchamos y enfrentamos responden a una concepción de la lucha que solo considera legítimos los métodos “pacíficos” y que entiende la lucha solo dentro de los marcos legales establecidos por el Estado. Entendemos que este acercamiento es insuficiente, porque coloca los métodos de lucha unos contra otros. Lo “pacifico” contra lo “violento”. Pero la historia de las luchas sociales en Puerto Rico nos dicen que para poder ser efectivxs y lograr nuestros objetivos debemos combinar todos los métodos sin descartar ninguno.

Durante el incidente se abordó a las personas que estaban defendiendo a la Policía y reprochando y demonizando a aquellas personas que ejercían su derecho a la autodefensa. Ante la realidad de la Policía como aparato represivo son esenciales las discusiones referentes al tema de los metodos de lucha, de la confrontación y el cómo defenderse. No podemos dejar de manifestarnos porque nos quieran callar. Al contrario, debemos y tenemos que prepararnos para continuar ejerciendo presión, para que se escuchen y atiendan nuestras exigencias. Las discusiones son necesarias para saber cómo protegernos y asegurar nuestra seguridad en la medida que sea posible. Pero sobre todo, es necesario prepararnos para realizar acciones directas contundentes que ejerzan verdadera presión.

En la Unión de Juventudes de Socialistas (UJS-MST) reprochamos el abuso de poder de la Policía de Puerto Rico. Exhortamos a todxs a continuar con la lucha y a organizar la rabia por todos los métodos posibles, para transformar y derrotar la realidad opresiva que vivimos día a día como personas de la clase trabajadora y el pueblo pobre.

(foto: Tomada del Facebook del Periodico Claridad)

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel