Sindicales no image

Publicado en 2 de julio de 2003 | por BREL2

0

¿Trabajadores de Hacienda contra ratificación?

Debate sobre el convenio en Hacienda y la UAW

Carlos Fortuño Candelas

Bandera Roja

El 26 de junio se circuló un comunicado del Comité Pro Democracia Sindical. El Comité está compuesto, según indican, por miembros de la UAW en el Departamento de Hacienda «que luchan por democratizar dicho sindicato norteamericano.»

Soy empleado de la Cooperativa de Vivienda Los Robles y pertenezco a la UAW. No tengo un conocimiento amplio de todo lo que ha ocurrido en torno a la organización sindical de los trabajadores de Hacienda. No obstante, hay algunos puntos sobre los que me interesa expresarme y solicitar la aclaración de los compañeros si lo amerita.

1. «En estos días se nos propone que aprobemos un «Convenio» que… se limita a ofrecer las promesas de campaña de la Gobernadora… En otras palabras, los aumentos se van a otorgar sin necesidad de firmar ningún Convenio ni de que le paguemos cuota a ninguna unión.» (Edición nuestra) Esta argumentación, además de peligrosa, resultó incorrecta.

El planteamiento, que presumimos pretende «orientar» a los trabajadores de Hacienda, es una peligrosa navaja de doble filo. Contiene un llamado a la desafiliación que no corresponde a niveles superiores de lucha. Si los trabajadores de Hacienda tuvieran delante de ellos un sindicato más militante u otras alternativas de organización y lucha, el llamado a privilegiar la desafiliación de la UAW sería comprensible. Sin embargo, no es así. La desafiliación, en las circunstancias actuales, solo beneficiaría al patrono. Por eso la propia Ley 45, como bien explican los compañeros, permite participar en la toma de decisiones a los desafiliados. Esa disposición esta diseñada para fomentar el que los empleados públicos no se unan a las uniones que los representan.

Por otro lado, la afirmación fue desmentida por la realidad casi inmediatamente. La legislatura aprobó un aumento de sueldo de $100 mensuales para los trabajadores del gobierno que no están organizados mientras, como bien reconocen los propios compañeros, el Convenio Colectivo negociado «propone que aceptemos un aumento de sueldo de $150 mensuales.» Además, el aumento que dio la legislatura entrará en vigor en enero de 2004 y el aumento negociado se otorga a partir de julio de 2003. Ciertamente no hubiera sido lo mismo no tener Unión.

2. «Si los aumentos no dependen de la aprobación del «Convenio» entonces, ¿qué estaría en juego en la votación que se nos propone» expresan los compañeros en la comunicación. Según estos, lo otro que incluye el Convenio Colectivo son «peanuts», el procedimiento de quejas y las cuotas. Esta posiciones flagrantemente economicista pues convierte la lucha sindical de los trabajadores en una meramente pesetera. El argumento extraña más si se considera que procede de un colectivo que lucha por «democratizar» este sindicato «norteamericano». Mediante una correcta administración del Convenio Colectivo los trabajadores podemos obtener grados mayores de seguridad de empleo y derechos democráticos frente al patrono. No es el socialismo en cajita, lo sabemos, pero es una herramienta frente al poder avasallador de los patronos.

Fueron precisamente esos «peanuts» de los que nos hablan los compañeros los que, en el caso de la Cooperativa de Vivienda Los Robles, nos sirvieron de mecanismo para desarrollar un proceso que recientemente significó la reposición del personal unionado que había sido despedido.

3. Un sindicato «norteamericano». Creo en una patria libre, socialista y democrática, en ese estricto orden de prioridades. Para más decir, si USA fuera el primer paraíso obrero del planeta, yo seguiría siendo independentista. No se si eso me convierte en «nacionalista» pero, si así fuera, «a mi plin y a la madama dulce de coco.» Sin embargo, no me parece justo lanzar el cliché de «sindicato norteamericano» como si la sola mención lo convirtiera en algo negativo. Me parece que eso hay que probarlo, sobretodo cuando tenemos tantas experiencias de sindicatos puertorriqueños antidemocráticos, ladrones y patronales. Aún algunos de los come candelas de ayer, algunos de los del «nuevo sindicalismo», hoy son protagonistas de comportamientos rapaces. Que se abran mil flores y compitan cien escuelas. No demos por sentado que las certezas del sindicalismo de los ¬¥70 están necesariamente vigentes.

Espero que entre el fin de semana y el lunes o martes de la próxima semana se conozcan los resultados del proceso de ratificación del Convenio Colectivo en el Departamento de Hacienda. En ellos podremos contestarnos la pregunta que sirve de título a estas notas: ¿Trabajadores de Hacienda contra ratificación


Nota de redacción: El compañero nos suministró posteriormente los resultados de la ratificación del convenio y los reproducimos a continuación:

Resultado de votaciones en Hacienda sobre ratificación del Convenio Colectivo

Unidad C
A favor: 1249 votos
En contra: 77 votos
En blanco: 5 votos

Unidad B
A favor: 154 votos
En contra: 2 votos
En blanco: 2 votos

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags: ,


About the Author



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel