Universidad

Publicado en 27 de julio de 2015 | por BREL1

0

Falta de transparencia y xenofobia contra estudiantes residentes de la UPR-RP

Comunicado de Prensa

Coalición de Residentes Torre Norte y Resicampus

Desauciados x la UPRLa Coalición de Residentes Torre Norte y Resicampus denuncia la falta de transparencia, xenofobia, sexismo e intimidación por parte de la UPRRP.

En un comunicado reciente publicado en la página de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPRRP), la Decana de Asuntos Académicos, en función de Rectora Interina, la doctora Palmira Ríos González reiteró que “el contrato que el estudiante admitido firma tiene vigencia por el período de un año y no se establece en el mismo una renovación automática, sino que se sigue la normativa”.

Ante esto, la Coalición de Residentes asegura que en ningún momento a estudiante residente alguno se le ha renovado automáticamente su contrato. El proceso legitimado ha garantizado durante años, que se le pueda ofrecer alojamiento a la mayor parte de solicitantes salvaguardando el derecho a residencia que tienen los estudiantes una vez comienzan a hospedarse en Torre del Norte.

La doctora Ríos González olvidó que la decana de Estudiantes Gloria Díaz Urbina y el decano auxiliar de Asuntos Estudiantiles Darwin Marrero Carrer le admitieron, en la reunión celebrada en su oficina, el viernes 24 de julio de 2015, que tomaron tres decisiones a espaldas del estudiantado y del Comité de Evaluación de Solicitudes de Admisión y Readmisión. La primera decisión fue la evaluación de solicitudes tardías de estudiantes de nuevo ingreso, la segunda fue la evaluación de las solicitudes incompletas, y la tercera fueron los cambios que hicieron en las listas de progreso académico.

Nos parece mentira que la Decana de Asuntos Académicos haya actuado como cómplice de tal atropello y falta de transparencia. Desafortunadamente el nuevo proceso se implantó, sin la consulta a representantes estudiantiles miembros del Comité. Lo que sí salió a la luz fue la insensibilidad de la decana Díaz Urbina y el decano Marrero Carrer, cuando no notificaron sobre las enmiendas al proceso de admisión, y no le brindaron a los estudiantes residentes la anticipación necesaria para buscar otras opciones de vivienda, y dejarán en la calle a cientos de estudiantes en 4 días y contando.

Sin embargo, el Reglamento de Hospedajes para Estudiantes, creado por el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), establece que «todo propietario de hospedaje deberá concederle al estudiante un término no menor de (30) días para mudarse del hospedaje.» Con esta acción el Programa de Vivienda del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, violenta el reglamento del DACO y atenta en contra de la seguridad de los estudiantes.

Cada minuto que pasa, el estudiantado está más ansioso, porque la irresponsabilidad y mediocridad de los decanos Díaz Urbina y Marrero Carrer les dejó sin tiempo ni alternativas suficientes para conseguir una vivienda segura, económica y a distancia razonable del Recinto.

Por otra parte, reiteramos que la Ley Universitaria establece «Desarrollar a plenitud la riqueza intelectual y espiritual latente en nuestro pueblo, a fin de que los valores de la inteligencia y del espíritu de las personalidades excepcionales que surgen de todos sus sectores sociales, especialmente los menos favorecidos en recursos económicos, puedan ponerse al servicio de la sociedad puertorriqueña.»

Estudiantes internacionalesEste precepto, la decana Díaz Urbina lo violó con sus expresiones discriminatorias y xenofóbicas sobre los estudiantes internacionales, con el único propósito de intimidar y amedrentar a estos alumnos de otras nacionalidades que se vieron afectados y se unieron al reclamo. A continuación citamos las expresiones de la decana Díaz Urbina cuando se le presentó el caso de una estudiante de China que no recibió su ayudantía del Programa de Experiencias Académicas Formativas (PEAF): «No puedes decir eso, mejor que no diga eso. Porque según la I-20 se supone que ella tenga dinero porque si no tiene dinero la deportan.» La decana Ríos González también fue cómplice de tales declaraciones al no hacer nada y permanecer en silencio, y si el rector Carlos Severino Valdés no censura tales expresiones, también se convertirá en cómplice de estos comentarios inauditos.

La Coalición de Residentes censura tajantemente tales comentarios y se solidariza con la situación que atraviesan estudiantes de países como Nepal, China, Haití, República Dominicana, Colombia, Perú, Venezuela, Bangladesh, India, Guatemala, entre otros.

De igual forma, la Coalición de Residentes no se quedará de brazos cruzados mientras la entonces Rectora Interina ataca explícitamente al Concilio de Residentes de Torre del Norte. El Concilio ha hecho una labor ejemplar de salvaguardar la integridad de los procesos que la administración pretende ocultar al estudiantado y del cual reiteramos, la decana Ríos González ha sido cómplice. El Concilio ha brindado transparencia a una serie de procesos mancillados por la incompetencia, el hermetismo y el elitismo de los decanos Díaz Urbina y Marrero Carrer. Lo que los decanos y la Rectora Interina no han contemplado es que enemistar a los residentes con el Concilio es una mala estrategia. Los residentes están conscientes de la importancia de permanecer más unidos que nunca, para que no se continúe maltratando al estudiantado de las Residencias.

Finalmente, el movimiento para dejar fuera a estudiantes del Recinto debe alertar a toda la comunidad universitaria sobre los planes de reestructuración de viviendas que se trabajan solapadamente y a puerta cerrada. Es lamentable, que estos residentes sean la última generación de estudiantes a punto de culminar su bachillerato, y estudiantes de maestría y doctorado en las residencias universitarias. Es momento de auscultar minuciosamente el futuro de las residencias de todos los estudiantes.

Estos estudiantes denegados, que alcanzan una cifra de más de 150 personas, representan la masa estudiantil que realiza investigaciones que proveen fondos externos al Recinto. A su vez, proveen un servicio de contacto directo con el estudiantado de diferentes maneras: impartiendo cursos subgraduados o trabajando en laboratorios de la Universidad.

Ante este grupo, la administración se hace de la vista larga y catalogan como ‘transitoria’ la vivienda para los estudiantes que dejan legados permanentes para la Universidad. Si queremos aumentar la tasa de graduación, el compromiso de la Universidad… ¿Debería ser transitorio?

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel