Ambientales

Publicado en 1 de agosto de 2010 | por BREL1

0

No a las expropiaciones; Una jornada de lucha

Isabel Berríos Cruz y Carlo Rivera Turner
Comité Arecibo – MST

 

En el 2007, el Alcalde de Barceloneta, Sol Luis Fontanes Olivo inició un proceso para expropiar múltiples residencias en el Barrio Palmas Altas de Barceloneta, donde ubican comunidades en la costa que se caracterizan por ser el lugar de residencia de pescadores, trabajadores y gente humilde. Para aquel entonces funcionarios municipales o empleados de compañías privadas entraban a las casas con o sin permiso, las medían, procedían a tasar según los criterios a su conveniencia y finalmente enviaban cartas firmadas por el Alcalde para indicarles a los ciudadanos que para mejorar la calidad de vida del Municipio, los residentes tenían cumplir con su “deber patriótico” de ceder sus propiedades.

Al mismo tiempo, en el Barrio Islote de Arecibo en la colindancia al oeste del Barrio Palmas Altas se comenzaba una nueva jornada de lucha y resistencia contra las decenas de proyectos que amenazaban (y continúan amenazando) la permanencia de las comunidades pobres y la naturaleza a su alrededor. Después de la saturación de proyectos por el este desde Dorado a Vega Baja y por el oeste de Isabela a Hatillo las aves de rapiña, los ricos -montados en sus helicópteros- vieron en Islote y Palmas Altas el paraíso para continuar con su proyecto de explotación capitalista.

A las primeras reuniones para organizar la resistencia asistieron compañer@s de ambos barrios. Fue así como nació la organización comunitaria “Vecinos y Amigos de Islote y Palmas Altas”, con el propósito de evitar el desplazamiento de las comunidades existentes, mejorar la calidad de vida con propuestas de autogestión comunitaria y conservar la naturaleza. Es en ese contexto brevemente descrito que se da hoy en día la lucha contra la privatización de La Poza del Obispo en Islote y la lucha contra las expropiaciones en Palmas Altas.

En el caso de Barceloneta las expropiaciones inicialmente no incluían La Boca, pues quienes habían recibido las cartas eran mayormente personas de edad avanzada del Sector Punta Palmas. Pero quienes asumieron el liderato en la lucha contra las expropiaciones como ejemplo de solidaridad y amor lo fue la juventud de La Boca. Fueron ell@s quienes más activamente participaron de las reuniones organizativas, coordinaron charlas de orientación sobre las expropiaciones, desalojos, desahucios etc., repartíeron boletines junto con l@s compañer@s de Islote y organizaron piquetes y manifestaciones. Como parte de las actividades se logró que el grupo de teatro de agitación política Papel Machete visitara ambos barrios con su obra “En mi barrio de puede”.

La locura del Alcalde Sol Luis comenzó a manifestarse cuando en el 2008, a meses antes de las elecciones, varios residentes, entre ell@s algun@s de La Boca, colocaron en sus casas unas pancartas contra las expropiaciones el mismo día que el Alcalde participaba de una caravana política para su re–elección; acción ante la cual el Alcalde reaccionó bajándose de su carro para amenazar y gritarle a los residentes que sus días estaban contados en la comunidad. Es esa precisamente la verdadera razón para expropiar en específico a la comunidad de La Boca, como él mismo aceptó al periódico Primerahora el lunes, 26 de enero del 2009, donde admitió que como lo retaron ahora sí expropiaría a l@s de La Boca.

Luego de un tiempo la lucha sigue, y ahora que sus asesores le dieron unos cuantos consejitos utiliza el discurso demagógico de que es el “defensor de la zona marítimo terrestre” y lo que quiere hacer es un proyecto para proteger esa área para beneficio colectivo. Lo que olvida el Alcalde es que para el 2007, en el salón de conferencia de la Alcaldía en una “reunión” que se convirtió más bien en un monólogo -ya que no contestó preguntas ni dudas a los alrededor de 30 residentes que allí se dieron cita- expresó descaradamente que venían un montón de proyectos residenciales y turísticos en la costa y que para eso tenía que expropiar, como también tenía que crear la infraestructura necesaria para cumplir con las exigencias de las agencias y los inversionistas ricos. Mientras tanto, ha continuado expropiando a comunidades pobres no sólo en la costa sino en las avenidas que dan acceso a la costa como la Carr. 140 y en los alrededores del centro comercial conocido como los “Outlets”, como son las comunidades de Palenque y Seboruco.

La realidad es que el Alcalde se ha convertido en un facilitador de los ricos para que vengan a hacer sus inversiones, no sólo en la costa, sino en toda la delimitación territorial del pueblo. Por eso está dispuesto a expropiar dondequiera que haya terreno fértil para los ricos continuar con su proyecto de explotación capitalista.

Sus estilos “gangsteriles” y totalitarios han ido en escalada, en estos días está demoliendo casas de residentes que tienen títulos de propiedad y que pagan contribuciones, centros de trabajos como la pescadería de La Boca, y centros comunitarios como el local de la Asociación de Pescadores. La situación se agrava cuando en la mayoría de los casos ni siquiera ha notificado por escrito a las afectados. Su forma de operar es que de paseo con su JEEP amarillo entra dentro de las colindancias tocando bocina y advirtiendo a los residentes que se vayan lo antes posible y busquen otro lugar para vivir, luego en dos o tres días llega con toda su maquinaria de represión, policía municipal, “diggers”, altos funcionarios con sus 4 x 4 y procede a derrumbar lo que se le antoje. Sí, increíble, eso ocurre en el 2010 en el pueblo de Barceloneta. Ante la realidad antes descrita, tenemos que mencionar que también hay muchas personas humildes que por miedo no levantan su voz de protesta en contra de este tirano marioneta de los ricos.

La única forma de detener ese abuso contra los pobres, la clase trabajadora y la gente humilde es organizarse para luchar y resistir. Ese es el ejemplo que nos da la juventud de La Boca, que desde el principio han estado dispuestos a dar hasta la vida por darse a respetar ante el abusador y dictador Sol Luis Fontanes Olivo.

Debe saber el Alcalde y los ricos inversionistas que están detrás de su agenda que estas comunidades no están solas y que iremos hasta las últimas consecuencias con aquell@s que estén dispuestos a resistir. Mientras mas represión e injusticia, más organización, lucha y resistencia se dará. Esto quedó demostrado el 28 de julio cuando desde las 5:30am en la mañana comenzaron a llegar voluntari@s solidarios para evitar la demolición de la residencia de una familia que se había dispuesto a resistir las amenazas de demolición de parte del Alcalde días antes. Vehículos municipales estuvieron dando rondas durante toda la mañana, pasaron con las máquinas en grúas, pero como dicen por ahí, al ver que estaba llanito no se tiraron.

Ese mismo día, se realizó un masivo piquete frente a la Alcadía con la representación de comunidades y pescadores de todo el país incluyendo Vieques, estudiantes, organizaciones políticas y ambientales, y por supuesto con residentes de las comunidades de Barceloneta que se han levantado dispuestos a luchar.

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel