Nacionales no image

Publicado en 30 de agosto de 1997 | por BREL2

0

En la morgue Reforma de Salud en Fajardo

Comité de Salud

Movimiento Socialista de Trabajadores
www.bandera.org

El pasado 21 de julio el gobierno cerró el Hospital de Fajardo, dejando sin servicio a 125 mil personas y sin empleo a 225 jefes de familia.

La corporación que lo administraba, Caribbean Hospital Corporation (CHC), entregó el hospital por problemas económicos que le impedían continuar operando. Así funciona la empresa privada: el negocio de la salud es para generar ganancias o cierran. Ya sea creada o real la crisis económica del CHC, es evidente que la empresa privada no fue capaz de ofrecer servicios de salud de calidad a nuestro pueblo con el dinero asignado. está a pesar de que la Reforma gasta 52% más por paciente que el sistema público.

Lo sucedido nos llevó a reflexionar. En Fajardo Comenzó la Reforma de Salud con bombas y platillos hace cuatro años. En Fajardo empieza a colapsar ese gran experimento hecho sin planificación ni evaluación sistemática.

El cierre del hospital, el primero en cerrar en la historia del país, pone en evidencia la incapacidad administrativa de la Dra. Feliciano y del gobierno del Dr. Rosselló. A los problemas de calidad de servicio y de maltrato a los empleados por la corporación privada, el gobierno respondió con el cierre del hospital, lo que demuestra ceguera, sordera e incapacidad del gobierno. Si protestan, lo cierro y supuestamente se acabó el problema.

Es tiempo que alcemos nuestra voz de protesta. Con la salud de nuestra gente no se juega. La empresa privada está en primer lugar para generar ganancias y con lo que sobra se prestan servicios de salud de inferior calidad. Es claro que la empresa privada colapsó aún sin tener los gastos de amortización de hipoteca de haber sido los dueños del hospital.

Es tiempo de que exijamos que la inversión millonaria que el gobierno ha hecho para mejorar los centros de diagnóstico (CDT) y hospitales para venderlos, sea para mejorar el servicio público. Es tiempo ya que los $760 por paciente que gastan en la Reforma (en el sistema público gastaban sólo $500), se usen para mejorar la medicina primaria y prevención en los CDT. Es tiempo ya de que saquemos los mercaderes de la salud y rescatemos la salud de nuestro pueblo. Exijamos que no se vendan nuestros hospitales y centros primarios. Exijamos que se detenga la Reforma y se le dé participación a trabajadores y pacientes en la reorganización de los servicios de salud. Quiénes mejor que nosotros para identificar las deficiencias y proveer soluciones. Luchemos por una verdadera reforma de salud.

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags:


About the Author



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel