Ambientales

Publicado en 12 de abril de 2015 | por BREL1

0

Comunidades Arenas y Salto Arriba en alerta contra la antena

Astrid R. Cruz Negrón

Comité Utuado MST

 

Sin tomar en cuenta a la gente de las comunidades Arenas y Salto Arriba de Utuado ni seguir los procesos de ley establecidos, la compañía Innovation Wireess Group, está construyendo una torre de antenas de 190 pies de altura en su territorio. Con ese gran tamaño, tendría capacidad espacio para colocar en ella muchas antenas, las cuales emiten ondas electromagnéticas que, en exceso, la Organización Mundial de la Salud y otros organismos han declarado que son perjudiciales a la salud siendo un factor de la alta incidencia de cáncer y otros males.

En el área cercana a la torre, existen manantiales y cuerpos de agua que ya han sido contaminados con la remoción de terreno y el proceso de construcción. La remoción de terreno es de muchos pies de profundidad y se ha realizado sin mallas, sin medidas de precaución ni mitigación del gran daño ambiental. La compañía inició la remoción de terreno y la construcción de la torre sin notificar al municipio ni obtener todos los permisos, sin notificar debidamente a los vecinos como establece la ley ni siquiera colocar rótulos que advirtieran de sus acciones, lo cual también es un requisito. La compañía, para aparentar cumplir con el requisito de notificar a los colindantes afectados, les envió cartas a vecinos que ya están fallecidos, incluso desde hace 25 años.

El gobierno no cumple su función de corroborar la documentación. El caso de Utuado es un ejemplo de una práctica generalizada en el país, que ya tiene grandes zonas atestadas de antenas, cuando realmente no hacen falta más. La competencia capitalista desmedida hace que las compañías quieran acaparar más el espacio. El gobierno pone el capital por encima de los deseos, la salud y el bienestar de la gente y les permite a las compañías violar las leyes y protocolos. Al área de Arenas han enviado policías, incluso de alto rango como el teniente Rivera, a reprimir cualquier intento de paralizar la construcción y proteger a los constructores aun cuando violaron todos los procesos para realizar la obra.

Es importante resaltar que el municipio de Aguada no figuraba entre los de mayor incidencia de cáncer hasta tanto se instalaron allí muchas antenas, lo que los colocó en segundo lugar después de Vieques. Debemos informarnos y mantenernos vigilantes, solidarios y combativos, por la protección de la salud, el medioambiente y por nuestro derecho a la participación en el uso que se le da a nuestro espacio. Solo las comunidades que se han mantenido firmes y en protesta han logrado vencer ante estos atropellos.

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel