Represión

Publicado en 18 de agosto de 2017 | por BREL1

0

La represión contra Nina Droz

Denuncian aislamiento injusto, acoso y humillaciones

Redacción
Bandera Roja

La activista Alejandra «Nina» Droz Franco, arrestada durante las protestas del pasado 1º. de mayo, lleva 23 días en confinamiento solitario y le fueron suspendidas todas las vistas por los próximos seis meses entre otras sanciones disciplinaras.

La información difundida inicialmente por la agencia Inter News Service revela que a los padres de Alejandra Droz no se les permitió visitarla en el día de hoy, viernes 18 de agosto. Un funcionario del Centro Metropolitano de Detenciones les informó, sin más explicaciones, de la suspensión de las visitas.

El caso de Nina

Alejandra «Nina» Droz Franco fue arrestada por la Policía de Puerto Rico durante las protestas masivas el pasado 1 º. de mayo en la zona bancaria de la capital conocida como la Milla de Oro. Más tarde ese día, los agentes del gobierno federal de Estados Unidos tomaron las riendas de la investigación. Al día siguiente fue trasladada a custodia federal y acusada de dañar o intentar dañar por medio de un incendio un edificio dedicado a actividades que afectan el comercio interestatal, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 844 (i). Estos cargos que se le imputan son específicos a una acusación de intentar incendiar el edificio del Banco Popular de Puerto Rico. Cabe recordar que, ese día, el Popular Center fue objeto de la rabia de cientos de manifestantes que rompieron los ventanales del edificio y escribieron consignas en las paredes, tales como “Que la crisis la paguen los bancos”. Banco Popular y sus propietarios, la familia Carrión, han sido denunciados por su complicidad en las políticas de austeridad, su papel en la crisis fiscal de la isla y de beneficiarse de favores políticos.

Después del arresto de Nina Droz, la fiscal federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez Vélez, trató de retratarla como una terrorista, mujer violenta y descontrolada. Los medios sensacionalistas no se hicieron esperar para tomar esa línea editorial y hacerle coro a la fiscal. Usaron el nombre «la chica que respira fuego», nombre del personaje de reparto que Nina Droz encarnó para la película Runner, Runner, que fue filmada en Puerto Rico.  

A Droz se le denegó la libertad bajo fianza bajo el argumento de que ella es una delincuente reincidente, haciendo referencia a un caso de hace una década en otra jurisdicción, así como que recientemente utilizó la violencia en defensa propia contra un hombre que la acosaba. Este detalle, sin embargo, lo obviaron por completo. También argumentaron que sus padres no pueden controlarla y se valieron de conversaciones telefónicas entre Droz y su madre.

Sus abogados y su familia han denunciado que no le estaban proporcionando los medicamentos que les fueron recetados para su dolor crónico y ansiedad y tampoco una cama apropiada para los discos herniados. La jueza Aida Delgado desestimó estas afirmaciones.

Droz inicialmente se declaró no culpable. No obstante, el 12 de julio cambió su declaración de culpabilidad después de alcanzar un acuerdo con la fiscalía, que propuso una sentencia de tres años y un mes en la cárcel, mientras que su equipo de defensa propuso dos años. Se espera que la jueza Delgado que emita una sentencia en octubre.

23 días en confinamiento solitario

Durante una conferencia de prensa celebrada el sábado pasado frente al Centro Metropolitano de Detención de Guaynabo, abogadas y familiares denunciaron que Nina ha pasado los últimos 16 días en confinamiento solitario, sin ninguna explicación o debido proceso. Al día de hoy ya son 23 los días en solitaria.

La licenciada Mariana Nogales Molinelli explicó que han ocurrido varias irregularidades en el procedimiento disciplinario, que han llevado al encarcelamiento de Droz en la Unidad de Alojamiento Solitario de la cárcel, mejor conocida como SHU, por sus siglas en inglés. La abogada señaló que las autoridades correccionales no están siguiendo el debido proceso: (1) no se ha cumplido con el requisito de notificación y el debido proceso de ley; (2) se han violado los términos máximos de investigación suspendida; (3) no se ha dado la oportunidad de comparecer ante el oficial de audiencia disciplinaria.

Las condiciones de su detención solitaria también fueron denunciadas: (1) 23 horas al día en el solitary housing unit (SHU) con una hora de recreación sola sin contacto con otras reclusas; (2) limitación de aseo, tan solo se le permite bañarse tres veces a la semana, excluidos los fines de semana; (3) el color anaranjado brillante de su ropa, jumper, camisa, medias, ropa interior, y ropa de cama, que inciden negativamente en el ánimo de la persona.

Finalmente denunciaron varias humillaciones y acosos provocados por un oficial de apellido Saavedra quien, según informó Nogales: “ha amenazado a Nina con presentarle un informe disciplinario por requerir que se encienda la luz cuando la celda queda a oscuras y denunciamos que el mismo oficial ha pasado por su celda varias veces tirando besos y guiñadas”. Nogales añadió: “También en una ocasión le llevaron la comida sin tenedor para obligarla a comérsela con las manos y no se le brindó uno cuando ella lo solicitó. Tampoco han querido brindarle una hoja de denuncia de malos tratos a pesar de que ella lo ha requerido inclusive antes de la detención en solitaria.”

Tanto la madre de Nina, Áurea Franco, como su padre y la licenciada Mariana Nogales han notado como el encerramiento en solitaria ha perjudicado el estado anímico de Nina. En particular se nota más ansiosa y llorosa. Les preocupa mucho cómo este mal trato disciplinario inmeritorio pueda afectar el dictamen de sentencia que se espera en octubre.

“Exigimos que se cumpla con los procedimientos y que se respete la dignidad humana en el caso de Nina y en el caso de todas las personas que están privadas de libertad por la razón que sea. La dignidad del ser humano es inviolable”, concluyó la licenciada Nogales.

Nuevas sanciones disciplinarias (Actualización 19 de agosto 2017)

El pasado martes 15 de agosto de 2017 Nina tuvo su vista ante el oficial de audiencia disciplinaria, DHO (Disciplinary Hearing Officer) por sus siglas en ingles. La misma se efectuó sin derecho a representación legal y se determinaron las siguientes sanciones disciplinarias: 6 meses sin visitas, 6 meses sin acceso a comisaría y 5 días adicionales de confinamiento en solitaria.

Según comunicó la licenciada Nogales ahora Nina tiene que preparar un escrito de apelación ante el Administrative Remedy Program. Según el procedimiento debe presentar su escrito en 20 días contados desde el día de la vista. Al día de hoy ella no ha recibido la notificación formal de la determinación de la vista ante el DHO.

«Nos preocupa la severidad de las sanciones por el efecto que puede tener sobre ella y cualquier recluso que se enfrente a las mismas. Además no podemos olvidar el efecto de esta sanción sobre sus padres. La normativa de derecho internacional de los derechos humanos establece que las visitas de familiares son parte integral del proceso de rehabilitación de la persona privada de libertad así como del proceso que facilita la reinserción a la sociedad una vez queda la persona en libertad.» añadió Nogales

Aunque Nina está bajo la jurisdicción federal, el derecho a la rehabilitación es de carácter constitucional según nuestra Carta de Derechos.

«Finalmente denunciamos que la sanción que elimina el acceso a la comisaría tiene el efecto de limitar el insumo de alimentos de Nina. En la comisaría las personas pueden comprar comida, meriendas y otros productos de aseo personal. Luego de haber permanecido en reclusión en solitaria por espacio de 23 días nos parece que las sanciones adicionales de pérdida de visita y eliminación de acceso a comisaría son exageradas y crueles además de no tener fin penológico alguno. Las redes de apoyo a Nina Alejandra Droz Franco permanecen y crecen todos los días. Nina no está sola, nos tiene a nosotras.» concluyó la licenciada.

¡Expresa tu Solidaridad!

Escríbele a Nina a la siguiente dirección:

Nina Alejandra Droz Franco

#50427 -069

Metropolitan Detention Center

MDC Guaynabo

P.O. Box 2005 Cataño PR 00963

 

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags: , , ,


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel