Sindicales no image

Publicado en 5 de febrero de 2002 | por BREL2

0

Alerta trabajadoras: propuestas de enmienda a Ley de Madres Obreras

Edgardo Román

Bandera Roja
www.bandera.org

En octubre de 2000 y luego de un intenso cabildeo del Comité de Mujeres Contra la privatización, la Legislatura enmendó la Ley de Madres Obreras para aumentar la paga durante la licencia por maternidad. Desde el 1942 hasta el 2000 la licencia por maternidad era de ocho semanas, durante las cuales la trabajadora tenía derecho a recibir sólo la mitad de su salario. La licencia es pagada por el patrono de la trabajadora, quien percibe los beneficios de su trabajo. Las compañeras del Comité de Mujeres Contra la privatización promovieron sin éxito aumentar la duración de la licencia a unas 12 semanas. No obstante, esa propuesta no tuvo el respaldo legislativo necesario para convertirse en ley.

Los patronos desean eliminar la licencia por maternidad conforme la autoriza la Ley de Madres Obreras. Su interés por acumular ganancias los motiva a proponer una licencia breve, pagada por los trabajadores. En Estados Unidos no existen leyes similares a la de Puerto Rico. La licencia por maternidad existe en varios estados, pero sin derecho a paga. En esos casos para que la trabajadora reciba ingresos debe recurrir a un seguro, similar al de incapacidad. Con ello el patrono se libra de la responsabilidad de pago de salarios durante el periodo de descanso de una trabajadora recién parida o encinta. No hay duda de que la Ley de Madres, adoptada en el 1942 resulta mucho mejor alternativa para los trabajadores que la legislación existente en los EE.UU.

La representante PPD Álida Arizmendi presentó una enmienda para aumentar la duración de la licencia por maternidad a doce semanas de descanso. La medida resulta cónsona con la originalmente promovida por el Comité de Mujeres en Contra de la privatización. De aprobarse, las obreras embarazadas podrán acogerse a descanso unas seis semanas antes del parto y las restantes seis semanas luego del alumbramiento. El patrono tendría que pagar el equivalente al salario completo de la trabajadora que esta hubiese recibido de haber estado trabajando. Esta medida va dirigida a «promover un descanso dentro de las jornadas interrumpidas de trabajo, en beneficio de la salud y la vida de las madres que trabajan y sus hijos.»

Por otro lado, el representante Irizarry Cruz (PPD, Mayagüez) ha querido ayudar a los patronos mediante una propuesta de ley que distribuye la obligación de pago de la licencia por maternidad entre éstos y los trabajadores. Para ello propone que la licencia la absorba el Seguro por Incapacidad No Ocupacional (SINOT). Este seguro se paga mediante aportaciones compartidas entre los patronos y los asalariados. Con ello los que perciben el fruto del trabajo y conservan para s? las ganancias, reducen a costa de todos los trabaja- dores sus costos de producción. Esta medida responde a los intereses patronales y atenta contra SINOT. La medida no considera los efectos sobre la liquidez del seguro y la capacidad de asumir una responsabilidad significativa. Si el seguro fracasa o peligra, como los planes de retiro del gobierno central que están experimentando dificultades financieras significativas, entonces el próximo paso de los patronos es que cada trabajadora se pague la licencia u obtenga un seguro de incapacidad privado. De llegar a ello, lograron su objetivo de arrancar un derecho disfrutado desde hace medio siglo.

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags: ,


About the Author



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel