En la calle y en los portones

| Publicado el 2 noviembre 2021

Martes, 26 de octubre a las 8:11 de la noche, a puertas cerradas y sin vistas públicas el senado de Puerto Rico aprobó el PC1003 con 14 votos a favor y 11 en contra; sometiendo a nuestro país a 25 años de pobreza y miseria. ¿Cómo canalizar esa rabia e impotencia? Un plan de ajuste de la deuda que fue apoyado por la Junta de Control Fiscal, el ente de imperialismo estadounidense más directo en nuestra isla que toma las decisiones que ellos pretenden ser un servicio esencial y a que agencia le deben hacer recortes para pagar una deuda ilegítima que no es del pueblo de Puerto Rico.

El Dr. Salvador Allende dijo, “La historia la hacen los pueblos”. Por esa misma razón les estudiantes y obreres nos debemos unir bajo un mismo reclamo cónsono y contundente en contra de las medidas de austeridad impulsadas por el PPD, PNP y la JCF. Desde la instauración de la Ley PROMESA, han desmantelado todas las agencias públicas y educativas creando más miseria para el pueblo de Puero Rico mientras sus riquezas personales siguen intactas; incluyendo a sus “amigos del alma” que reciben contratos a costa del sufrimiento de nuestro país.

No podemos permitir que figuras alejadas de la realidad del ciudadane promedie siga tomando decisiones sobre asuntos como nuestra educación pública en todos sus niveles. Vimos como el PPD y PNP trajeron a Julia Keleher y desmanteló el sistema de educación con políticas neoliberales que fueron endosadas por la misma JCF en pasados planes fiscales (como sucedió en el 2017 donde le recortaron aproximadamente $103 millones a la UPR). El sistema educativo es la columna vertebral de cualquier país que busque su desarrollo constante. Una sociedad educada y culta no necesita por que seguir comiéndose los discursos de miedo de partidos tradicionales como un bocadillo al mediodía porque reconocen que la educación es liberadora de las cadenas del status quo neoliberal.

Como puertorriqueñes es nuestro deber defender nuestra universidad de cualquier ataque, venga de donde sea. En este instante, viene disfrazado malévolamente como una herramienta de economizar dinero para poder pagar la deuda ilegal. El PPD y PNP han traicionado a los estudiantes atentando en contra del principal centro universitario público de nuestro país que viene siendo a la vez un ataque al futuro de Puerto Rico. Ellos están conscientes de esto porque junto al Plan de Ajuste de la Deuda viene la reducción en gastos en agencias públicas significando que podría haber una posibilidad de despidos masivos de empleades públicos.

El sector obrere y estudiantil debe hacer un frente unido para poder derrocar este nefasto proyecto que nos ha cementado el futuro del país a uno lleno de miseria y posibilidad de una segunda quiebra. Por consiguiente, tenemos que dar una lucha desde todas las vías posibles que tengamos para llevar ese mensaje claro. Las universidades se movilizaron en la pasada semana en contra del PC1003; al igual que, organizaciones obreras y del magisterio. Ya dimos el primer paso; así que, ni uno para atrás porque este país es nuestro y lo vamos a defender cueste lo que cueste.

¡Que vivan los estudiantes y les obreres!