Columnas

Publicado en 30 de marzo de 2010 | por BREL2

0

Nuestra organización tampoco está exenta del machismo

Mar, 2010-03-30 08:52
Comité Central
Movimiento Socialista de Trabajadores

La opresión contra la mujer en sus distintas modalidades es un problema que se encuentra profundamente arraigado en la sociedad en la que vivimos. La violencia contra la mujer no discrimina por motivos de raza, creencia religiosa o clase social; sin embargo vemos como la mujer trabajadora se convierte en victima doblemente, oprimida por ser mujer y explotada por el sistema capitalista y los patronos que lo representan.
Lamentablemente la izquierda y las organizaciones socialistas no están exentas de conductas machistas contra las mujeres y compañeras de lucha. Ya sea en la casa o en la organización las mujeres pueden enfrentar opresión y violencia; que puede ir desde la invisibilizacion en los círculos de dirección hasta los comentarios sexistas y machistas en el diario vivir organizativo. Como socialistas debemos reivindicar y luchar por los derechos de la mujer. La igualdad entre los seres humanos es fundamental para la creación de la sociedad nueva que queremos, y debe ir más allá de la celebración de un día, o una semana al año. Las organizaciones socialistas deben ser reflejo de esa sociedad a la que aspiramos y nuestro diario vivir debe reflejar los más altos niveles de conducta revolucionaria.
Debemos arrancar de raíz la violencia y la opresión contra la MUJER de toda organización de izquierda, especialmente en las socialistas. Es un deber revolucionario. Socialismo sin el reconocimiento en la teoría y en la práctica de la mujer y el hombre como iguales, de la igualdad de todas y todos los seres humanos no es Socialismo.

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Twitter Facebook Linkedin Google+ Pinterest

Tags: , ,


About the Author



Volver al tope ↑

Thumbnail previews for youtube channel