Podría cerrar sala de operaciones del Centro Médico de Puerto Rico si no se atienden reclamos de técnicos quirúrgicos

| Publicado el 29 julio 2022

En el día de hoy lxs técnicxs quirúrgicxs de Centro Médico (ASEM) se manifestaron en horas de la mañana reclamando aumentos salariales, reclutamiento de personal y mejores condiciones de empleo.  Según su portavoz Leslie Sierra González, técnica quirúrgica con 18 años de experiencia, la sala de operaciones no da abasto y la crisis ya está afectando el servicio y las vidas de sus pacientes.

El salario de algunas de estas trabajadoras y trabajadores está por debajo del salario mínimo.  Esto fue demostrado con talonarios de pago que reflejan un salario de $8.25 la hora.  Además de estar mal pagadxs, son “normales” los turnos de trabajo de 16 horas sin oportunidad de tomar alimentos ni de tomar descansos.  Incluso, muchas veces no pueden ir al baño en todo el turno por la necesidad de estar dentro de las salas de operación.  

Las condiciones deprimentes de trabajo han provocado una fuga masiva de personal.  Esta sala debe operar con al menos 80 técnicxs quirúrgicxs y ahora mismo solamente hay 28, de los cuales varixs se encuentran en proceso de renunciar para buscar otros trabajos.

La fila de espera para operaciones que no son de emergencia es kilométrica.  Es normal ver pacientes esperar más de 10 horas listxs para ser operadxs en una camilla, en ayuna, y con una bata porque las emergencias dilatan estas operaciones.

Por otra parte, esta situación está amenazando las residencias médicas que no cumplen con la cantidad de operaciones necesarias para completar su entrenamiento.  Esto podría implicar una desacreditación de varias especialidades del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

Ante tanto abuso, estxs trabajadorxs de la salud han afirmado que no les queda otro remedio que renunciar en masa.  Esto provocaría sin duda una crisis nacional de salud, pues son ellxs quienes viabilizan las operaciones del más importante centro quirúrgico del país y el Caribe.  

Sierra González cuestionó que la Unión General de Trabajadores no ha sido proactiva en su defensa y ya no pueden esperar por la unión para que les resuelva.  Es por esto que continuarán con las manifestaciones con la esperanza de ser escuchadas y que no tengan que renunciar en masa.  Este próximo lunes 1 de agosto a las 3PM protestarán en la plazoleta del Centro Médico.  

El Movimiento Socialista de Trabajadoras y Trabajadores (MST) exhorta a la clase obrera a apoyar por todos los medios a nuestro alcance este reclamo de justicia laboral que a su vez protege el derecho fundamental a la salud de nuestro pueblo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.